Secundaria

Nunca te rindas, a veces la última llave es la que abre la puerta.

Lo único imposible es aquello que no intentas